ENTREVISTA: LA DISEÑADORA DE INTERIORES SEVIL PEACH ACERCA DE LAS OFICINAS ACTUALES

30 septiembre, 2010 § Deja un comentario

Vitra: ¿Cómo procede a la hora de diseñar el espacio de trabajo de una empresa? O, dicho de otro modo ¿cuál es su primer paso en un proyecto?
Sevil Peach: Hace algunos años, los clientes solían acudir a nosotros con una lista de requisitos definidos: queremos un número x de escritorios y un número de salas de reuniones para un número z de empleados. Ahora, cada vez más clientes nos presentan sus aspiraciones o sus enfoques cualitativos en lugar de especificaciones cuantitativas y numéricas. Estas pretensiones menos tangibles, como “queremos lograr una mejor colaboración, comunicación, interacción”, etc. implican que los proyectos son más bien un vehículo para el cambio cultural y no una simple actualización del entorno. Por lo tanto, el primer paso es eliminar de nuestra mente todas las ideas preconcebidas y partir de cero con una mente abierta y crítica. Sólo entonces puede uno comenzar un diálogo y comprender las aspiraciones, los objetivos empresariales y las necesidades del cliente. Para poder empezar a diseñar con acierto, primero hay que comprender, cuestionarse y plantar cara a todo esto.
Vitra: ¿Puede concretar un poco más en qué han cambiado las especificaciones de los clientes?
SP: Hoy día, la mayoría de las empresas se están desmarcando del enfoque taylorista por lo que respecta a los métodos de trabajo. Desde el punto de vista del entorno, la jerarquía, los modelos espaciales, los patrones repetitivos, los métodos estáticos y las tareas asignadas se están quedando obsoletos. A nivel empresarial, la flexibilidad y el multitasking son imprescindibles para ser competitivo en la economía global actual. Y a nivel personal, la diversidad, la capacitación y la autodeterminación son también cuestiones importantes. La especificación directa de un determinado número de productos ya no desempeña ninguna función, al menos para nosotros. El cliente nos dice lo que quiere conseguir con las nuevas oficinas, p. ej., mejorar la comunicación o crear un entorno en el que los empleados se encuentren bien y se sientan motivados. En última instancia, desean un espacio de trabajo que maximice la productividad de la plantilla de forma positiva.

Vitra: ¿No es eso lo que buscan todos los clientes?

SP: No. No todos los clientes acuden a nosotros con este tipo de encargo. Algunos no son conscientes del potencial que ofrece un cambio de entorno. Pero si podemos entablar un buen diálogo con un cliente, no importa lo conservadora que sea su visión inicial, siempre intentamos hacerles ver otras posibilidades y potenciales dentro del proyecto.

Vitra: Usted trabaja con numerosos sectores, procesos empresariales y culturas corporativas diferentes. ¿No le resulta difícil conocer a fondo a todos ellos?

SP: La comprensión se basa en el diálogo. Organizamos talleres, nos reunimos con los directivos, los jefes de sección y los empleados. Así, averiguamos mucho sobre la imagen que tiene la empresa sobre sí misma y cómo se ve cada persona dentro de ella. Pero, al mismo tiempo, mantenemos nuestra propia perspectiva como juez imparcial. Cuanto más variadas sean las opiniones, más intensa será la colaboración.

Vitra: Muchas empresas tienen objetivos similares. ¿Se parecen entre sí las soluciones de oficina que ofrece a clientes distintos?

SP: Es cierto que casi todas las empresas tienen una serie de objetivos comunes: colaboración, comunicación, conexión, interacción, toma rápida de decisiones y comercialización rápida. Por eso, el diseño de una oficina de hoy en día debe ser compatible con todas estas aspiraciones. La flexibilidad también es un factor decisivo. Una empresa podría cambiar perfectamente su estrategia en cuestión de meses después de rediseñar sus oficinas. El diseño debe permitir que se realicen ajustes con facilidad en lugar de obligarnos a comenzar desde el principio. Pero, más allá de estos atributos organizativos y prácticos, también debemos hacer frente al estrés de la cultura laboral actual creando entornos humanos, alentadores y placenteros. Estamos convencidos de que las oficinas deben poder seguir ofreciendo individualidad e intimidad a las personas que trabajan en ellas. En cierto modo, las diferencias que presentan nuestras soluciones de oficina entre sí están determinadas por el abanico de objetivos, necesidades y deseos de cada cliente. Por lo tanto, no somos dogmáticos: la típica oficina de espacios abiertos no es la única solución. Sólo es válida si satisface las necesidades de la empresa. Si los despachos individuales suponen una mejor solución para el tipo de negocio, si tienen sentido dentro del contexto, entonces están justificados. Por otra parte, trabajamos con una empresa en la que el presidente tiene su escritorio justo en medio de una oficina de espacios abiertos, rodeado por multitud de otros empleados. Independientemente del enfoque que se aplique a un espacio de oficinas, éste debe permitir que la empresa alcance sus objetivos en las mejores condiciones humanas y funcionales.

Vitra: Usted concede un gran valor a la palabra “humano”. ¿Qué es exactamente una oficina humana para usted?

SP: En nuestra opinión, un espacio humano es un entorno que ampara y tiene sentido de igual modo para el individuo y para la organización. Se trata de un entorno que permite a las personas trabajar en una escala y con un orden comprensible, un lugar luminoso, aireado, bien organizado y variable. Cuando trabajo en casa, me instalo en el sitio en el que me siento más cómodo y en el que puedo rendir más. Suelo acabar en la mesa de la cocina; a veces trabajo en el sofá o en la cama, o en el jardín si hace buen tiempo. Al igual que una casa, un espacio de trabajo humano es aquél que ofrece una amplia gama de posibilidades. Lo que quiero decir es que no hay una única forma de trabajar. Los entornos de trabajo deberían admitir y plasmar que trabajamos de distinto modo a lo largo del día. Deberían permitirnos elegir el espacio de trabajo y las herramientas que mejor se adapten a la tarea que estamos realizando en cada momento. Deberían permitir que las personas trabajen en privado o en equipo, fomentando la concentración o la comunicación.

Vitra: Muchas de sus afirmaciones me recuerdan nuestro nuevo enfoque “Net ’n’ Nest”. ¿Qué opina sobre este concepto?

SP: Si quiere darle un nombre, sí, puede decir que Net ’n’ Nest es de lo que estamos hablando. Pero la gente debe entender que no hay que asociar “Nests” con una especie de escondite en el que descansar y relajarse. Vamos a la oficina a trabajar, pero deberíamos tener la posibilidad de realizar nuestro trabajo del modo que mejor se adapte a nuestras tareas, del modo que podamos alcanzar la máxima motivación y la máxima productividad. Ésta es nuestra interpretación de Net ’n’ Nest. Es lógico que Vitra haga hincapié ahora en este enfoque. Después de todo, Net ’n’ Nest es la manifestación actual de un proceso continuo de exploración y desarrollo del paisaje de la oficina, algo que hemos estudiado en las propias oficinas de Vitra y con muchos de nuestros otros clientes. Espero que el enfoque teórico de Vitra acerca de Net ’n’ Nest estimule el desarrollo de productos nuevos, útiles y sorprendentes.
Vitra: Ya sean las soluciones Net ’n’ Nest o sus propias ideas sobre nuevos entornos de trabajo humanos, ¿no es posible que algunas empresas las consideren demasiado modernas? ¿Qué tiene que ocurrir para que arraiguen estos tipos de métodos y estructuras de trabajo novedosos?
SP: El tipo de trabajo que estoy explicando requiere a menudo un cambio cultural de proporciones más o menos drásticas, no sólo para los empleados, sino también para la dirección. Se requiere mucho esfuerzo, pedagogía y poder de persuasión para convencer a las personas de que pueden trabajar en la cafetería, por ejemplo, si eso les resulta más conveniente. Y también se requiere mucho esfuerzo para convencerles de que, si lo hacen, su jefe no los tendrá en menos. Hay que romper los clichés. Pero es importante recordar que los cambios (grandes o pequeños) requieren tiempo. Y siempre habrá que vencer cierta resistencia; esto ocurre con todos los cambios. A veces se da el caso de que la nueva estructura de trabajo o el nuevo entorno de oficina no satisface a todos los individuos. Esto es inevitable, independientemente del sentido del cambio. Sin embargo, si se establece una estructura de proyecto global desde el principio, y las personas afectadas participan en el proceso y comprenden los motivos, se minimizarán el miedo y la resistencia al cambio y se podrá realizar una transición más agradable.

Sevil Peach es la directora fundadora del estudio de diseño con sede en Londres Sevil Peach Gence Associates, que lleva mas de 10 años colaborando con Vitra en la creación de espacios de trabajo con y para Vitra y una serie de importantes empresas internacionales.

OFICINA PAISAJE

30 septiembre, 2010 § Deja un comentario

Su origen se sitúa en un pequeño suburbio de Hamburgo en el Quicborner Team.
La idea originaria partía de una serie de premisas, que estaban enfocadas para dar solución a problemas que se presentaban tanto a los individuos como a las organizaciones:
  • Mejorar las condiciones de comunicación
  • Fomentar la participación
  • El medio de trabajo influye en la  calidad del trabajo
  • Dotar a las oficinas de despachos diáfanos
  • Movilidad en todos los elementos
  • Facilitar cambios sin grandes modificaciones del edificio
  • Fluidez en el estilo empresarial
  • Similitud en la esencia de las organizaciones
  • Eliminar jerarquía
La principal idea era la mejora de condiciones para facilitar la comunicación departamental.
La fluidez en el estilo empresarial significaba la destrucción de barreras jerárquicas ya que el sistema estaba  ideado en la igualdad.
El sistema se componía de espacios de 2 a 4 trabajadores.

Su origen se sitúa en un pequeño suburbio de Hamburgo en el Quicborner Team.
La idea originaria partía de una serie de premisas, que estaban enfocadas para dar solución a problemas que se presentaban tanto a los individuos como a las organizaciones:
  • Mejorar las condiciones de comunicación
  • Fomentar la participación
  • El medio de trabajo influye en la  calidad del trabajo
  • Dotar a las oficinas de despachos diáfanos
  • Movilidad en todos los elementos
  • Facilitar cambios sin grandes modificaciones del edificio
  • Fluidez en el estilo empresarial
  • Similitud en la esencia de las organizaciones
  • Eliminar jerarquía
La principal idea era la mejora de condiciones para facilitar la comunicación departamental.
La fluidez en el estilo empresarial significaba la destrucción de barreras jerárquicas ya que el sistema estaba  ideado en la igualdad.
El sistema se componía de espacios de 2 a 4 trabajadores.
Por ultimo, los creadores del sistema defendían que se podía utilizar también en altos mandos sin ningún tipo de problema


En busca de madera ecológica: selvas tropicales renovables.Herman Miller

29 septiembre, 2010 § Deja un comentario

Dado que entre 200 y 400 kilómetros cuadrados de selva tropical se destruyen cada minuto, el reto con que se enfrentan los gobiernos, agricultores, pueblos indígenas, ecologistas y empresarios es encontrar modos de gestionar este recurso sin destruirlo.

BILL STUMF PADRE DE LA AERON

29 septiembre, 2010 § Deja un comentario



Si le haces una pregunta a Bill Stumpf ya puedes abrocharte el cinturón. Es probable que te lleve a viajar por el mundo, aterrizando aquí y allá, comentando sobre esto y aquello, haciéndote olvidar dónde comenzó el viaje, y preguntarte dónde y cuándo terminará.
A Stumpf le gusta la espontaneidad. Le encanta no saber dónde va a terminar. Confía en sus instintos. ‘El diseño debe ser como el jazz,’ dice, ‘improvisación y descubrimiento, mezcla del placer y sufrimiento de la vida para lograr algo maravilloso.’
Cuando mira a su alrededor, sin embargo, a menudo ve diseños que ‘niegan el espíritu humano,’ arquitectura que reconoce la importancia del dinero, no de las personas ‘herméticamente cerradas en espacios artificiales.’ La suya es una constante batalla contra tales indignidades de diseño, y lleva 20 años colaborando con Herman Miller en esa batalla.
La batalla de Stumpf comenzó en los años 60. ‘Todo tiene su origen en aquellos tiempos en la Universidad de Wisconsin,’ dice, refiriéndose a sus años de posgraduado estudiando y enseñando en el centro de diseño de la universidad, Environmental Design Center. ‘Trabajábamos para liberar el cuerpo humano, para eliminar las trabas.’
Fue allí donde Stumpf, colaborando con especialistas en ortopedia y medicina cardiovascular, realizó amplios estudios sobre modos de sentarse y su posible mejora. En 1974 Herman Miller le encargó que aplicara sus investigaciones a la sillería de oficina. Dos años más tarde, se lanzó al mercado la silla Ergon.
‘Trabajo mejor cuando me presionan hasta el límite,’ dice, ‘cuando llego a un punto en que mi orgullo está herido, cuando recupero la inocencia. Herman Miller sabe presionarme de ese modo, porque la compañía todavía cree – años después de que me lo dijera D.J. DePree – que el buen diseño no es sólo bueno para los negocios, es también una obligación ética. Y eso realmente me obliga a esforzarme.’
Stumpf sabe también marcarse objetivos que le obligan al esfuerzo. Ha empezado una aventura que espera continuar durante el resto de su vida, leyendo los clásicos de la literatura universal, desde Shakespeare y Melville hasta los novelistas japoneses.

En un estado constante de curiosidad casi infantil, Bill Stumpf continúa sus viajes de aventura. Y si uno tiene tiempo – y una mente abierta – está siempre encantado de compartir sus descubrimientos.

Panton Chair 50 aniversario

27 septiembre, 2010 § Deja un comentario

No podemos establecer el momento exacto en el que Verner Panton fue poco a poco dando cuerpo al diseño que tan unido está a su nombre, la silla Panton. Según sus propias referencias, aunque vagas, y los pocos bocetos sin datar que se han conservado, debió de ser en el año 1959/60 cuando se puso a trabajar en serio y por primera vez con la idea de una silla de plástico oscilante de una sola pieza. Naturalmente, sin saber que hasta la realización de esta idea pasaría casi una década. Cuando la Panton Chair finalmente aparece en el mercado en 1967 –como el primer producto desarrollado completamente por Vitra- tenía detrás de sí una fase de desarrollo excepcionalmente larga y difícil que sólo se detuvo temporalmente con su introducción en el mercado. La silla, que pronto se convertiría en símbolo de la época y en icono del diseño de mobiliario, experimentó en muy pocos años varias modificaciones más relacionadas con un cambio de material y con la técnica de fabricación.
A comienzos de los años 60 Verner Panton le muestra a Willi y Rolf Fehlbaum en Vitra un prototipo de una silla de plástico moldeado. Estos quedaron fascinados ante el concepto y quisieron fabricar la silla en serie. En 1967 entra finalmente en producción. Los primeros modelos se fabricaron en poliéster reforzado con fibra de vidrio, seguido por una versión en espuma dura de poliuretano (Baydur) y una en Luran S (ASA). Resultó que este primer material, con el tiempo, se fatigaba y finalmente rompía. Por esa razón, Vitra suspendió la producción a finales de los años 70.
<>

1 / 4
Sin embargo, por iniciativa de Verner Panton en los años 80 se volvió a retomar la fabricación y se sigue fabricando hoy con un procedimiento caro, pero eficaz: la fundición en una sola pieza de espuma dura de poliuretano. Esta versión es la que se oferta como modelo para coleccionistas bajo el nombre de Panton Chair Classic.
Pero la tecnología actual del plástico ha evolucionado tanto que la Panton Chair también se ha podido fabricar con un procedimiento de moldeado por inyección con polipropileno totalmente reciclable. Este nuevo paso de la técnica de moldeado por inyección permite ofrecer la silla en una versión más económica y, por tanto, hace posible que este clásico sea accesible para el gran público.
<>

1 / 4
Incluso después de la muerte de Panton en el año 1998 se siguió trabajando en este clásico y en el 2006 Vitra lanza, de acuerdo con Marianne Panton, la silla infantil Panton Junior basada en los viejos planos. La Panton Chair ha sido siempre una silla que gusta especialmente a los niños: por sus intensos colores, sus suaves y agradables curvas, porque se puede jugar continuamente en ella y porque con ella también se pueden construir maravillosas cuevas. Sin alterar el material ni sus proporciones, la Panton Junior resulta aproximadamente un cuarto más pequeña que el modelo convencional. Esto la convierte en un asiento divertido para los niños.

Un Domigo en Vitra

27 septiembre, 2010 § Deja un comentario

Rolf Fehlbaum, presidente del consejo de administración de Vitra AG, y el arquitecto Jacques Herzog conversan con Stefano Boeri, Anniina Koivu y Giovanna Silva, redactores de Abitare, sobre la idea de una “pila de casas”, la abstracción del color y el significado de una gota de lluvia.
Stefano Boeri Comencemos con su elección de un concepto de blanco y negro que se pone de manifiesto por doquiera en el edificio entero, naciendo del deseo de resaltar el carácter abstracto de la arquitectura…
Jacques Herzog Nos hemos dedicado más intensamente a la materialización del concepto de abstracción. “Abstracto” suena bien en la práctica. Así es como por ejemplo, los materiales a base de polímeros son fáciles de repartir. Si, no obstante, consideramos la obra de construcción acabada, comprobará que éste a menudo ofrece un aspecto poco vistoso. Estos materiales transformados “en toda la superficie” no parecen ser muy resistentes al envejecimiento. Por ello debíamos recurrir a una solución más tradicional, la cual, sin embargo, no debía acusar fenómenos concomitantes que suelen acompañar la arquitectura más bien tradicional. Queríamos un edificio tan abstracto como fuera posible, diseñándolo tan sólo con un efecto recordatorio discretamente figurativo.
Stefano Boeri ¿Se le ocurrió en seguida el color gris oscuro? Según la definición, blanco suele ser el color vinculado con la abstracción.
Rolf Fehlbaum Sí, primero el edificio debía ser blanco – en forma análoga a la idea de un estilo abstracto con una superficie global.
Jacques Herzog Hemos empleado el color “blanco” hace poco en nuestro trabajo, a saber por primera vez en la construcción de una casa completamente blanca para mi familia en el sur. El revoque es blanco, al igual que la pintura que puede ser refrescada una y otra vez. Sin embargo, la construcción de edificios modernos de color blanco es dificultada por exigencias modernas de mantenimiento. El blanco sólo parecer ser idóneo como color para materiales de construcción si ofrece un aspecto nuevo como una camisa blanca que acaba de plancharse.
Rolf Fehlbaum Es cierto … El blanco tiene simplemente que ser fresco.
Stefano Boeri Y así es como finalmente optaron por el betún, un material con el que ya adquirió mucha experiencia en el estudio, Jacques …
Jacques Herzog Sí, habíamos trabajado con planchas de betún de color gris oscuro. Durante algún tiempo pensábamos en emplear negro. Sin embargo, el negro era problemático por motivos térmicos. Atrae el calor lo que induce a fisuras. A la vez, el negro era muy presuntuoso, excesivamente “arte”. Las placas de asfalto, por el contrario, envejecen muy bien, en un proceso comparable con las cabañas de campesinos o barracas industriales … En el curso de su proceso de envejecimiento, nuestro edificio se destacará cada vez más de los edificios blancos en el Campus
Rolf Fehlbaum Sin embargo, en un pequeño edificio como el Design Museum de Gehry es posible trabajar con cualquier color. Gehry se alegró de poder construir un edificio blanco, especialmente considerando que las técnicas requeridas para trabajos de semejante calidad no estaban disponibles en California a un precio aceptable.
Jacques Herzog El Vitra Design Museum de Frank Gehry es, prácticamente, el icono de este Campus. Desde el principio quisimos evitar una posible situación de competencia entre los edificios. Dado que nuestro edificio es más alto, pensamos que era razonable delegarlo un poco más a un segundo plano para que su presencia no aplastara al Design Museum …
Rolf Fehlbaum La pregunta clave es la relación entre el nuevo edificio y las demás obras. Me irrita cada vez que una persona califica el Vitra Campus como una mera colección de edificios arquitectónicamente interesantes. Ello jamás fue nuestro objetivo original. Nosotros siempre consideramos este recinto como unidad en la que cada edificio integra a los demás edificios. Por ello mantuvimos cierta distancia con el edificio de Gehry e instalamos un jardín entre ambos para evitar eventuales conflictos. De esta manera surgen diálogos, pero no conflictos.
Jacques Herzog El grupo entero de edificios en el Campus mantiene una línea de construcción más bien baja. Ello vale también para el edificio de Frank, considerándolo en relación a los demás. Queríamos que nuestro edificio estableciera una relación con su entorno – un aspecto que antes no había sido tenido en cuenta en este lugar. Por ello debía tratarse de un edificio de varios pisos.
Anniina Koivu Y así es como su nuevo VitraHaus se convirtió en un monumento y un símbolo del recinto entero…
Jacques Herzog Bueno, tenía que ser alto para permitir una vista al hermoso e histórico paisaje. La calle que pasa por la entrada se remonta a la época romana. Además nos encontramos aquí en la región más caliente de Alemania, calificada a menudo como Toscana alemana. Aquí se cultiva vino y los cerezos florecen ya muy temprano en el año. Efectivamente, lo cerezos conforman el centro del plan paisajista: el nuevo edificio se encuentra en el medio de un auténtico paisaje agrícola.
Anniina Koivu Por la noche, el edificio, con sus escaparates grandes e iluminados, que parecen flotar como rostros delante de un cielo negro, ofrece un aspecto casi más impresionante. ¿Estuvo previsto este efecto ya durante la fase de desarrollo?
Jacques Herzog Siempre intentamos imaginarnos los edificios y su efecto y aspecto bajo diferentes condiciones de luz. Sin embargo, una y otra vez, la realidad nos sorprende, tanto positiva como negativamente. Aquí, en Vitra, el estado nocturno funciona de manera excelente dado que hay sólo pocas fuentes luminosas alrededor del edificio. Gracias a ello, la fachada oscura se adapta completamente a la noche negra.
Stefano Boeri ¿Cuándo se le ocurrió la idea de los “Stapelhäuser” (casas apiladas)?
Rolf Fehlbaum El arquitecto tuvo presente este concepto desde el principio. Y nosotros jamás lo cuestionamos… El VitraHaus fue un proyecto por cierto muy sincero.
Jacques Herzog En la estrategia formal aprovechamos una forma tradicional que existe desde hace milenios: la casa – que luego apilamos de las maneras más diversas. Apilamos los ladrillos de modo que parecían derrumbarse… en el curso de este proceso surgieron salas completamente nuevas y sorprendentes. Desde el aspecto artístico tradicional seguimos siendo plásticamente inactivos, por lo que en este sentido somos absolutamente “inocentes”.
<>

1 / 5
Stefano Boeri Una pregunta acerca del concepto constructivo del edificio: ¿Éste derivó de la combinación de volúmenes de espacio independientes unos de otros o bien de la variación plástica de una sola forma?
Jacques Herzog El edificio es completamente de hormigón. El único momento en el que surgieron dudas fue cuando vimos por primera vez la estructura de hormigón… preguntándonos si el edificio no debía seguir siendo una mera escultura de hormigón. En este caso, en forma similar al estadio de Pekín o a la tienda Prada de Tokio, se hubieran fundido el espacio, la estructura y el equipamiento. Por motivos térmicos y constructivos, sin embargo, no podíamos dejarlo como era. También desde el aspecto intelectual no nos convencía la idea de emplear una estructura comprometida y desnuda para el edificio. Por ello, nos opusimos a esa posibilidad.
Anniina Koivu Dejando aparte el concepto del material, ha desarrollado una solución muy interesante para el sistema de drenaje, que transforma el edificio en caso de lluvia en una fuente de champán…
Jacques Herzog Si, a menudo hemos intentado renunciar a los canalones de agua convencionales para integrar el flujo natural del agua pluvial en el concepto de diseño de un edificio. Algunos proyectos incluso se basan en esta ideal, como por ejemplo el estudio de artistas que construimos para y con Rémy Zaugg en Mulhouse. Y en el techo de la casa de madera en el patio de la calle Hebelstrasse en Basilea se encuentra a un metro del borde del techo una especie de aleta larga que hace caer el agua, en caso de lluvia, en forma de una bonita cortina de agua. Este concepto recuerda a las películas de este famoso director de cine japonés…
Giovanna Silva … ¿Se refiere a Yasujiro Ozu?
Jacques Herzog Sí, exactamente. Las gotas de lluvia forman un elemente importante en el diseño arquitectónico. En los edificios convencionales, por el contrario, la lluvia es considerada casi como un enemigo que debe combatirse y que debe ser invisible.
Stefano Boeri El patio céntrico del edificio es una especie de terraza vertical pública que desaparece casi completamente cuando se entra en el edificio…
Rolf Fehlbaum Hubo momentos en que pensamos que el área céntrica iba a ser muy oscura.
Jacques Herzog … Si bien siempre estuvimos convencidos de que, desde el aspecto especial, iba a ser el punto culminante…
Rolf Fehlbaum Es cierto, ahora estoy convencido. Por suerte hemos podido hablar sobre tales cosas.
Jacques Herzog Usted ha confiado en nosotros, tal como presumiblemente lo hizo con todos los arquitectos con los que ha cooperado en el Campus. El diálogo con usted, estimado Rolf, es por cierto interesante para un arquitecto.
Stefano Boeri En el interior, el edificio es una especie de laberinto, que envuelve el patio y que combina los espacios interiores y los muebles con vistas inesperadas al paisaje del alrededor… es una experiencia que va cambiando constantemente…
Jacques Herzog Una alternativa sería un espacio similar a un loft – comparable tal vez a un supermercado – en el que hubiera sido posible instalar el mismo programa con una estructura rectangular de rejilla.
Rolf Fehlbaum Este es, exactamente, el aspecto que ofrecen la mayoría de las casas de muebles. Espacios inmensos que requieren ser subdivididos, ya que de lo contrario sería insoportable tener que enfrentarse a un mar infinito de muebles.
Jacques Herzog … tal como IKEA …
Stefano Boeri Parece, efectivamente, que su idea hubiera creado una disposición genérica de salas de por sí independientes, fuera de su propia influencia…
Rolf Fehlbaum La gente viene aquí y da una vuelta (nosotros recomendamos subir con el ascensor al piso más alto e ir luego bajando) en la que puede experimentar muy intensivamente tanto las salas como también su contenido. Van atravesando las zonas más diversas, con lugares íntimos, a veces muy pequeños y también rincones escondidos y de poca luz. En otras zonas, el visitante tiene la impresión de hallarse en auténticas salas en las que puede sentirse a gusto. Además hay zonas muy extensas e impresionantes que se aprovechan para exposiciones y que revisten un aspecto interesante e incluso algo extraño.
Stefano Boeri El VitraHaus es, por un lado, un edificio que fluye, por otro permite admirar aquí toda una colección de ejemplos extraordinarios del diseño industrial… ¿Cómo han logrado responder a la pasión de Rolf por la catalogación de objetos?
Rolf Fehlbaum No es ningún museo. Hemos creado posibilidades para la interacción electrónica, con ayuda de touchscreens, sobre la historia del diseño y los productos. Hay asistentes amables y además contamos con el laboratorio de colores “colour kitchen” de Hella Jongerius. En principio cada visitante puede encontrar su lugar favorito en una de las “casas”, pudiendo elegir entre un mundo más bien colorido y un mundo más abstracto. Por ese motivo quisimos que todo fuera accesible y aprovechable, con excepción de la “casa” con las sillas.
Anniina Koivu … que se esconde como un joyero al final del camino general de visita.
Rolf Fehlbaum Es parte de la vuelta pero no debe ser demasiado accesible. No debía ser un objeto que se atraviesa sin más, sino una parte a la que uno debe dirigirse explícitamente. Es, realmente, diferente.
Jacques Herzog … y recuerda un poco a una bodega de vino…
Rolf Fehlbaum … o a la presentación de un coleccionista que ha juntado miles de sillas. ¿Cómo se le ocurrió la forma definitiva?
Jacques Herzog Desde el exterior hacia el interior y desde el interior al exterior. El canto superior oblicuo de la pared se dobla hacia el interior, permitiendo así la presentación de sillas y otros objetos en un plano inclinado – lo que facilita la visibilidad para el visitante. El canto inferior oblicuo de la pared se dobla a su vez hacia el exterior, creando con ello espacio para el banco de madera grande en la zona exterior.
Rolf Fehlbaum Este edificio no es para nada estático. En un par de años tal vez utilizaremos este objeto para un destino muy diferente…
Jacques Herzog … ¿tal vez como central de bomberos?
Stefano Boeri Jacques, ¿qué piensa usted, como arquitecto, de un cambio del uso durante la vida de un edificio?
Jacques Herzog Los críticos tienden a discutir sobre determinados edificios y resaltarlos positivamente, mientras que valoran negativamente a otros. Es importante que los edificios también sean considerados bajo el aspecto de que cuán bien se conservan en el transcurso del tiempo, independientemente de estados de ánimo pasajeros y tendencias de la moda. El Vitra Campus ofrece una buena posibilidad para ensayarlo. El puesto de bomberos de Zaha experimentó un “hype total” y ahora se ha quedado prácticamente sin función. Sin embargo, ha sobrevivido de manera maravillosa como objeto arquitectónico con su forma pura de tipo escultura. Si bien ha dejado de ser centro de un interés excesivo, hoy con su encanto algo perdido gusta más que en la época de su inauguración.
Anniina Koivu ¿Qué le hizo pensar que era hora construir el primer “showroom” en el Campus?
Rolf Fehlbaum En el pasado fuimos muy discretos. No mostrábamos ni nuestras obras propias, ni tampoco teníamos una auténtica sala de presentaciones. Ahora hay dos atracciones para los visitantes: por un lado el museo, dedicado al diseño en el sentido más amplio, y por el otro el VitraHaus, en el que mostramos lo que hacemos. Por supuesto nos encontramos aún y en primer lugar en el mercado para muebles de oficina. Sin embargo, cuando en 1957 comenzamos con la colección de Eames y Nelson, estos muebles se empleaban en viviendas y no en oficinas. Ello ha cambiado en el transcurso de los años. En 2000 nos dirigimos nuevamente al mercado de los muebles de viviendas. Aproximadamente en esa época también se nos presentó la oportunidad de comprar un solar directamente en la zona de entrada. Si hay semejante oportunidad uno debe aprovecharla ya que momentos como ése son raros y valiosos.
Anniina Koivu Actualmente hay dos edificios nuevos que casi están terminados.
Rolf Fehlbaum Si, el proyecto SANAA grande aún no ha sido concluido, pero ya se está empleando. Necesitábamos urgentemente posibilidades de almacenamiento, por lo que el almacén era absolutamente imprescindible. Efectivamente hemos vuelto a construir después de una larga pausa. El último edificio, dejando a un lado los pequeños pabellones, fue construido en 1994.
Stefano Boeri Nos hallamos aquí en medio de un parque industrial, integrado por objetos arquitectónicos extraordinarios. ¿En qué medida éstos deben ser accesibles para el público?
<>

1 / 1
Rolf Fehlbaum Siempre he soñado con la idea de que un día la gente acuda al Campus para pasar un día e incluso el domingo en Vitra. Aquí, les espera un parque infantil, un museo, un taller y otros edificios. Esto aún es una visión del futuro, porque aún tenemos un vallado alrededor del solar para proteger los centros de producción por motivos de seguridad. Espero que un día podamos dar un paseo por el solar entero, incluso si aún existe la fábrica. Las superficies públicas se van acercando cada vez más, reuniendo así colaboradores, investigadores y visitantes que sólo desean divertirse. Un día se reunirán todos estos grupos.
Esta conversación fue publicado por primera vez en marzo de 2010 en Abitare 500.

El renacimiento de la NAVY 1006

24 septiembre, 2010 § Deja un comentario

La Navy 1006, es una silla de aluminio que se creó en el 1944 a petición de la Marina de los EE.UU. para utilizarla en la Segunda Guerra Mundial. En el contrato de Emeco con el ejército, se especificaba que tenía que ser una silla con un gran confort, resistencia y durabilidad, pero que a la vez fuese ligera ya que era esencial para aligerar el peso de buques y submarinos.

Ahora este icono del diseño americano, renace muchos años después saliendo al mercado con la versión de plástico. Fabricada con 111 botellas de plástico recicladas de Coca Cola. Después de años de investigación, diseño y ensayo de materiales ha vuelto a nacer esta silla para tener los mismos atributos que en la versión original de aluminio pero ahora mucho más económica.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para septiembre, 2010 en Planinter Blog | Muebles y mobiliario de oficina: Herman Miller, Vitra, USM.