HOTEL TRES REYES. EJEMPLO DE INTEGRACIÓN ARQUITECTÓNICA FOTOVOLTAICA EN EL SECTOR HOTELERO ESPAÑOL

30 noviembre, 2010 § Deja un comentario

El hotel Tres Reyes de Pamplona (Navarra) ha cubierto su fachada principal con un muro cortina con módulos fotovoltaicos semitransparentes ASI Thru de Schott Solar. 


La producción eléctrica anual estimada de la instalación completa se situará en 21.430 kWh. Asimismo, se evitarán la emisión de 13’91 toneladas anuales de CO2.

El hotel de 4 estrellas Tres Reyes, ubicado en la capital Navarra, ha apostado por la arquitectura solar sostenible reforzando esta nueva tendencia e instalando inicialmente 1.263 módulos fotovoltaicos Schott ASI Thru integrados en la fachada principal del edificio. Esta solución promete no sólo aportar un valor añadido estético sin además, mejorar el aislamiento y el balance térmico, así como proteger el medio ambiente, incluso durante el periodo de las obras de instalación.


 

La fachada principal de este edificio ubicado en el Parque de la Taconera de Pamplona, entre el casco viejo y el ensanche de la ciudad, destaca por su atractivo aspecto. Tras las obras de rehabilitación concluidas a principios de 2010, el hotel Tres Reyes dispone de un reclamo del que en la actualidad no pueden hacer gala muchos establecimientos hoteleros: la fachada principal se ha cubierto con una gran superficie con módulos fotovoltaicos especiales.
En el caso de estos módulos semitransparentes, fabricados mediante una tecnología de capa fina, las células solares están integradas en el vidrio laminado. Los módulos han sido instalados siguiendo la línea de fachada, solapados los unos sobre los otros y fijados mediante unos elementos mecánicos ocultos. Gracias a ello, la instalación solar está completamente integrada en la arquitectura del edificio.

Por otra parte, los 1.263 módulos Schott ASI Thru, que interconectados en serie en forma de strings alimentan tres inversores de 5 kW de potencia nominal cada uno, alcanzan una potencia pico de 25.260 W, generando de esta forma miles de kWh de electricidad solar respetuosa con el medio ambiente. Además, estos elementos solares instalados en la fachada refuerzan el aislamiento del edificio, rebajan las cargas de calor y frío y facilitan de esta forma la climatización del mismo, con los ahorros de costes que ello comporta.

Grandes resultados estéticos y sostenibles

Esta solución aúna de forma flexible los requerimientos de diseño y la utilidad ecológica. “El conjunto mantiene una estética agradable, moderna, adecuada para un emplazamiento urbano, sin relegar al parque anexo y contrastar en exceso con los aledaños del casco viejo de Pamplona”, explica José Luis Arranz, Director de Producción de la empresa instaladora, Acciona Instalaciones.

Los aspectos ecológicos han sido objeto de atención prioritaria incluso durante los trabajos de montaje, que no debían alterar el normal funcionamiento del hotel, ni tampoco afectar al entorno. Para garantizar la sostenibilidad medioambiental y obtener una solución que perdure en el tiempo, el promotor exigía una calidad de los materiales y de los procedimientos máxima, con la correspondiente gestión de los residuos durante las obras de rehabilitación.

 

Tras la exitosa ejecución de esta primera fase, le seguirá pronto una segunda fase: la instalación de 674 módulos fotovoltaicos adicionales (potencia pico: 14.168 W), junto con tres inversores, en la fachada posterior del hotel. A continuación se conectará la instalación completa, con módulos cubriendo una superficie de 1.354 m², a la red. La producción eléctrica anual estimada de la instalación, compuesta por 1.937 módulos fotovoltaicos, se situará entonces en aproximadamente 21.430 kWh. Además. se evitará la emisión de 13’91 toneladas anuales de CO2. Esto equivale al efecto depurativo de aprox. 1.232 árboles por ciclo anual.

Datos técnicos y del proyecto

– Proyecto: Muro cortina con vidrio fotovoltaico semitransparente ASI Thru de Schott Solar, integrado arquitectónicamente

– Promotor: Iruña Palace S.A.

– Hotel Tres Reyes (Pamplona, Navarra)

– Proveedor de los módulos: Acciona Instalaciones (Sarriguren, Navarra)

– Módulos en la 1ª fase: 1.263

– Módulos previstos para la 2ª fase: 674

– Potencia nominal por módulo: 25 kW nominales, 40.762 Wp.

– Área total de vidrio fotovoltaico: 1.354 metros cuadrados

– Producción eléctrica anual estimada: 21.430 kWh/a

Fuente: Vidrioperfil

Anuncios

ENTREVISTA A BENEDETTA TAGLIABUE, DIRECTORA DEL ESTUDIO DE ARQUITECTURA EMBT

29 noviembre, 2010 § Deja un comentario

El edificio de la sede central de Gas Natural en Barcelona, situado en el barrio de la Barceloneta, destaca por su llamativa fachada de vidrio con marcas de mordiscos, provocados por un imaginario tiburón salido del Mediterráneo. Un espectacular efecto creado mediante 100 paneles de vidrio trapezoidal para un edificio que, desde su mismo origen, tenía una clara voluntad de integrarse en su entorno. El estudio de arquitectura EMBT — formado en aquel momento por el fallecido Enric Miralles y Benedetta Tagliabue— ganó el concurso de ideas con su propuesta caracterizada por la espectacular torre de vidrio. Y precisamente con ella hemos querido saber un poco más del planteamiento inicial del proyecto y las ideas que lo impulsaron.


¿Cómo surge la idea para este edificio? ¿Había alguna exigencia por parte del cliente?

En realidad, cuando en 1999 Gas Natural planteó el concurso, pedía un edificio que fuera emblemático, representativo pero que, además, tuviera volumetría. Y pensamos en un diseño que se integrara en la ciudad. El resultado fue un edificio integrado en el barrio, que ejerciera de puerta de entrada a él. Además, la fachada acristalada refleja toda la actividad que se produce alrededor: el tráfico, personas, empleados… todo.

Es un edificio vertical que, sin embargo, no se ve como un rascacielos más sino que se relaciona con la zona donde se ubica, la Barceloneta, un barrio marinero con mucha vida y muy ligado a la ciudad. Y es que cuando te planteas un diseño para una sede, como es el caso, buscas relación con el entorno y con la empresa, aunque el gas es un concepto muy etéreo.
Benedetta Tagliabue, artífice, junto a su equipo, de la sede actual de Gas Natural en Barcelona.

 

¿Influyó de algún modo la ubicación de la antigua fábrica de gas en esos terrenos, unos 160 años antes?

Sí, yo creo que sí. De hecho, la idea de la empresa era demostrar que, siendo una multinacional y con su envergadura, sigue involucrada en la ciudad y que mantiene el peso que en su momento tenía. Querían demostrar su potencial pero también sus raíces.

¿Qué retos supone realizar un edificio corporativo para una empresa de la talla de Gas Natural?

Básicamente respetar la intención de la empresa haciendo un edificio que les diferenciara y, además, cumplir con la intención de crear en su interior un espacio ideal para trabajar. Destacaría la fachada, un elemento muy importante en este edificio. La verdad es que los empleados que trabajan en él están encantados porque disponen de mucha luz natural y con vistas espectaculares. Y esto teniendo en cuenta que ello suponía una mayor inversión por parte de Gas Natural, que al final optó por este diseño. Podríamos decir que fue una decisión muy generosa por su parte.

¿De qué se siente más orgullosa de este edificio?

De la relación que ha establecido con la ciudad. La verdad es que me gusta, cuando paso por delante del edificio, ver como la gente pasea por debajo, utiliza los bancos… ver cómo se ha integrado en el barrio.
Es precisamente en este voladizo donde se refleja la actividad de la ciudad.

Para finalizar, ¿su estudio tiene en proyecto algún otro edificio de oficinas?

Sí, estamos haciendo edificios mucho más altos en China pero en los que, a diferencia del de Gas Natural, no se da la generosidad en cuanto al diseño y los interiores por parte de sus promotores respecto a los futuros usuarios. Ahí se preocupan más por los ‘budgets’, quizá porque serán edificios para alquiler, no para uso propio. Y eso se nota.
Integrado en el entorno urbano
La sede de Gas Natural en Barcelona es un edificio que mantiene una clara voluntad de ser compatible tanto con su entorno urbano inmediato como con los presentes y futuros edificios altos de la ciudad. Su construcción destaca, por una parte, por la verticalidad propia de una torre de oficinas y, por otra, la fragmentación de una serie de construcciones de distintas escalas que forman un volumen unitario que, sin embargo, responden a distintas escalas y con relación a los edificios de viviendas.


Uno de los elementos más espectaculares del proyecto es el voladizo diseñado por el estudio EMBT, gracias al cual este edificio se relaciona con el bloque de viviendas adyacentes, de modo que se construye de forma virtual una puerta que se abre al barrio. Es precisamente en este voladizo donde se refleja la actividad de la ciudad que explica Benedetta Tagliabue en la entrevista. Este voladizo crea un espacio público singular, formando un paisaje urbano de diferentes dimensiones.
Cabe recordar que el edificio consta de 20 plantas para oficinas, además de tres plantas de aparcamiento, un auditorio y un espacio para exposiciones.

Este edificio destaca por la verticalidad de la torre de oficinas pero también por la fragmentación de construcciones a distintas escalas.




Reconocido también en el ámbito internacional


Como muestra de la singularidad del proyecto cabe recordar que el Moma de Nueva York adquirió la maqueta de la sede de Gas Natural para la colección permanente de arquitectura del museo, convirtiendo al edificio en un referente de la arquitectura actual.
De hecho, también formó parte de la muestra On-site: New architecture in Spain que acogió este mismo museo y, posteriormente, el Pabellón Villanueva del Jardín Botánico de Madrid.
Asimismo, en verano de 2005, el proyecto del estudio EMBT también estuvo expuesto en la galería Aedes de Berlín, una de las más importantes en Europa dentro del ámbito de arquitectura.

 
Fuente: interempresas.net

EL EDIFICIO ECOLÓGICO DEL TRIBUNAL SUPREMO DE NUEVA ZELANDA

26 noviembre, 2010 § Deja un comentario

La nueva Corte Suprema de Nueva Zelanda es una hazaña impresionante de la arquitectura que encarna las tradiciones del país y su historia , mientras que actúa como un perfecto modelo de sostenibilidad. Esta situado en Wellington, la construcción se inspiró en las plantas nativas de Nueva Zelanda y hace uso de materiales locales y sostenibles en todo el proceso de su construcción.

Warren y Mahoney diseñó el edificio y también renovaron el edificio adyacente del Tribunal Superior, y han obtenido el Premio Gold Best Award por su trabajo.
La nueva Corte Suprema se completó en 2004, junto con la renovación del antiguo edificio del Tribunal Superior. En lugar de construir una enorme estructura de varios pisos, Waren y Mahoney se centraron en un edificio cuadrado de dos pisos, cuya escala respeta la tradición de la corte histórica, pero aún poseyendo su propia identidad.

 

 

Una “pantalla” de 8 metros de altura de bronce e influenciado por los arboles nativos Rata y Pohutukawa con cristal rojo, envuelve todo el palacio de justicia y sirve como un toldo/pantalla para dar sombra. Fabricado con material reciclado, la pantalla muestra la intimidad de las oficinas del interior, ofreciendo protección solar, control del deslumbramiento y protección contra la intemperie.
 
 
 
En el centro del edificio esta el palacio de justicia real, que se construyo como un edificio dentro de un edificio y envuelto en cobre brillante. El interior está terminado en 2294 paneles de madera de haya de plata con superficies variadas para mejorar la acústica. La sala tiene forma de una esfera y el revestimiento interior se inspira en la espiral de patrones de diamante del cono kauri.
 
 

Los paneles solares térmicos proporcionan agua caliente para el edificio, mientras que el consumo de energía se reduce al mínimo con ventanas de doble acristalamiento, iluminación de bajo consumo y sistemas de control de calidad del aire. Todas las maderas nativas utilizadas en el Tribunal Supremo se obtuvieron de fuentes sostenibles.

CITIZEN OFFICE. LA OFICINA DE MAÑANA.… YA HOY

26 noviembre, 2010 § Deja un comentario

Desde hace décadas, Vitra investiga con los primeros diseñadores del mundo las influencias de las grandes tendencias técnicas, económicas y culturales sobre el trabajo de oficina. Es necesario anticipar nuevas necesidades y desarrollar soluciones por medio de conceptos y productos de vanguardia. El resultado actual es la dedicación intensiva al concepto de oficina Citizen Office.

Una Citizen Office pone la mira tanto en las necesidades de la empresa como también de cada uno de los integrantes del personal, porque psicólogos de la arquitectura constataron la siguiente relación entre el diseño de las oficinas, el bienestar y el rendimiento de los empleados: Quien se siente a gusto, está más motivado y es más productivo.
Una Citizen Office anima a trabajar en diferentes posturas corporales y moverse mucho dentro de la oficina. Trabajar parado o en el «Loung» rompe la monotonía, distiende y mantiene la salud del personal. La Citizen Office va un paso más allá de la doctrina clásica de la ergonomía: la actividad física es integrada de manera natural en la rutina de la oficina.
En una Citizen Office, el colaborador decide por sí mismo qué forma de trabajo y postura es la más conveniente para su actividad: el trabajo concentrado, la comunicación, de pie o sentado… en la silla de oficina o en el sofá. Tiene a disposición todas las posibilidades y los caminos cortos facilitan de manera muy natural el cambio entre todas las actividades.

Un Citizen Office está subdividida, a nivel estructura, en un Office Forum centralizado, comparable a la plaza de mercado de una ciudad, y en las Workstation Areas dispuestas alrededor de éste, comparables a los barrios de una ciudad. Esta estructura viva representa la base ideal para actividades tan diversas como la comunicación informal y formal, el trabajo individual concentrado, el trabajo dinámico en equipo, el intercambio espontáneo, el descanso sin molestias, los encuentros casuales o la contemplación. Y con ello para una oficina productiva y moderna en la que el individuo y el equipo puedan cumplir sus tareas motivadamente.
¿Desea saber más?

Póngase en contacto, sin compromiso, con nosotros.

Tiene la posibilidad de visitar las oficinas de Vitra en Weil am Rhein (Alemania) y en la sede principal en Birsfelden (Suiza). Éstas sirven para nosotros como campo de experimentación para nuevos conceptos y productos.

Wooden Dolls / Cojines Texti les of the 20th Century – Alexander Girard

24 noviembre, 2010 § Deja un comentario

“MI FASCINACIÓN POR LAS FIGURAS COMENZÓ CON MI AFICIÓN A LAS ESCENAS DE NATIVIDAD CUANDO ERA PEQUEÑO. PENSABA QUE ERAN PERSONAS REALES . VI UNOS BELENES MARAVILLOSOS EN LAS IGLESIAS DE FLORENCIA Y EMPECÉ A COLECCIONAR MIS PROPIAS FIGUR AS DE BELÉN.” ALEXANDER GIRARD

El diseñador Alexander Girard (1907-93) se cuenta, junto con Charles y Ray Eames así como George Nelson, entre las primeras figuras del diseño norteamericano de la época posguerra. Como fuente de inspiración para el trabajo de Alexander Girard servía la colección extensa de arte popular de América Latina. Una parte importante de su obra artística fue el diseño textil en el que supo expresar sus preferencias por colores, dibujos y texturas en los diseños para tejidos de muebles y decoración. Además, Girard que al principio sehabía formado como arquitecto, se destacó en el curso de su carrera como diseñador de muebles, gráficos,exposiciones e interiores. La obra de Girard enriqueció el diseño del siglo XX con un elemento sensual y juguetón.

La influencia del arte popular en la obra de Alexander Girard se aprecia en los Wooden Dolls. La manera de pintar las figuras esculturales y abstractas está influenciada por elementos artísticos de Centro América, de
Europa Oriental y de Italia. Al principio, Alexander Girard diseñó los Wooden Dolls para su casa en Santa Fe, produciéndolas en su propio taller. Presumiblemente estaba prevista su comercialización en el “Textiles & Objects Shop” en Nueva York, tienda explotada por Herman Miller bajo la dirección de Alexander Girard. Sin embargo, los diseños se limitaron a ser prototipos, hallándose los primeros ejemplares, en la colección del Vitra Design Museum.


Modelos ofrecidos:
COJINES Maharam “TEXTILES OF THE 20TH CENTURY “
Material:

Madera maciza de abeto, pintada a mano. Suministro con folleto en caja de madera impresa de alta calidad.

En sus extensos viajes, Alexander Girard fue un coleccionista apasionado de productos textiles de cualquier país. Éstos le servían como estímulo y fuente de inspiración. Él mismo diseñaba un gran número de tejidos para muebles y decoración que reflejan su predilección por los colores y los dibujos alegres e intensos.
Prefería las formas abstractas y geométricas que solía diseñar con combinaciones de colores alegres. Sus tejidos siguen siendo actuales, pudiendo obtenerse muchos de ellos aún hoy en día. Los cojines para sofás y
sillas complementan de manera ideal los muebles de Charles y Ray Eames, George Nelson y Verner Panton, si bien emanan por sí mismos un aire característico en interiores contemporáneos o clásicos. Junto con las obras de su estudio, Alexander Girard legó su colección textil al Vitra Design Museum.
Dimensiones:

430 × 430 mm

Material:

Relleno: plumas y espuma de poliuretano. Telas: Maharam, Nueva York. Mínimo de 70% de fibras naturales con composición variable según el motivo concreto (viscosa, algodón y lana)

Wooden Dolls

Dibujos y variantes de colores ofrecidos:
Para la producción de los cojines se emplean tejidos de Maharam. El fabricante textil ha vuelto a ofrecer algunos diseños de Alexander Girard como tejidos originales y de alta calidad para muebles.

¿Qué convierte a un accesorio de Alexander Girard en un producto especial?

• carácter muy decorativo
• enriquecimiento de cada interior
• idea de regalo muy atractiva

SILLA MIRRA

23 noviembre, 2010 § Deja un comentario

Silla innovadora de trabajo que proporciona un nuevo punto de referencia en estética y ergonomía.
De aspecto muy fresco y fácil de usar.
El respaldo con malla Triflex  soporta la columna completa y se amolda adapta al tamaño, postura y movimientos.

El soporte lumbar Posture Fit en la base del respaldo proporciona soporte saludable y confortable a la zona lumbar permitiendo ajuste en altura y profundidad.

La basculación Harmonic tilt permite un movimiento fácil y natural.

La malla de asiento patentada Aire weave distribuye la presión y dispersa el calor y la humedad.

El frente articulado del asiento Flex Front permite al usuario adaptar la profundidad del asiento sin tener que desplazar su recorrido.

El respaldo opcionalmente, se puede tapizar con un fino acolchado en tela Latitude MR que mantiene las propiedades de flexibilidad y aireación.

The Aluminium Chair. Cuando el diseño se hace belleza.

22 noviembre, 2010 § Deja un comentario

http://www.youtube.com/v/0focEFg-Z9k?fs=1&hl=es_ES

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para noviembre, 2010 en Planinter Blog | Muebles y mobiliario de oficina: Herman Miller, Vitra, USM.