Vitra y la ecología del valor de uso

12 julio, 2011 § Deja un comentario

La cuestión de la responsabilidad ecológica de un consorcio suele discutirse de un modo con el que difícilmente puede captarse demasiado interés. Normalmente se trata como una adhesión moral a una norma vigente a escala social.


En lugar de como una obligación impuesta desde fuera a los fines empresariales y que básicamente supone gastos, sin duda también podemos considerar el contexto de las consecuencias ecológicas de la fabricación de un bien de consumo como parte de su propia utilidad. Como una cuestión de diseño.

    La conciencia medioambiental comenzó a desarrollarse debido a una serie de catástrofes ecológicas y al crecimiento exponencial de la cantidad de basura en los países industrializados a principios de los años ochenta y, desde entonces, ha generado un consenso social. No obstante, esta reacción no fue la que señaló el momento inicial en el que Vitra se interesó por este tema. Una vez más, ha sido la tradición del pensamiento de los Eames la que ha estructurado la filosofía de Vitra desde el principio. Aunque por aquel entonces aún no existían los términos “impacto medioambiental” y “ecología”, Charles y Ray Eames siempre proyectaban sus diseños dentro de un contexto ético y social. Deseaban poner al alcance del máximo número de personas y a cambio de un precio lo más bajo posible objetos cotidianos de gran calidad. Vieron que la fabricación industrial era el medio para alcanzar este fin. En cambio, nunca atribuyeron un significado autónomo a las cuestiones formales, y para ellos habría sido incomprensible una concepción del diseño que pudiese convertirse en atributo de un género de productos meramente elitista. Para los Eames, el ethos de la calidad reside, sobre todo, en la durabilidad del producto final y la intercambiabilidad de sus distintos componentes al servicio de dicha durabilidad. Se trataba algo desconocido hasta entonces: muebles modulares, como las sillas y los sillones del Plastic Group, cuya gracia constructiva era la conexión abierta entre distintas carcasas y bases. El hecho de que la medida más eficaz para evitar la basura se basa en asegurar una durabilidad extraordinaria, que se refiere a la existencia física tanto como a la estética, puede percibirse en todos los muebles de Vitra de esta época. Esto también ocurre, por ejemplo, con la Lounge Chair, convertida en el arquetipo del estilo moderno. Una película publicitaria que rodaron los Eames por puro placer tras concluir la primera muestra para la producción en serie no se centra en sus calidades representativas, ni siquiera en su enorme comodidad, sino precisamente su “componibilidad”. Un hombre ensambla todos los elementos constructivos y monta el sillón entero en unos minutos ante los ojos del espectador y, cuando termina, se deja caer sobre el acolchado. Casi medio siglo antes de que se acuñase el término “separación de materiales”, todos los diseños de los Eames eran ya desmontables.

    Vitra está convencida de que naturalmente forma parte del valor de uso y de la utilidad de un mueble el hecho de que ni su fabricación, ni su utilización, ni su eliminación desemboquen en ningún perjuicio para el usuario. Al igual que la belleza y la funcionalidad, los aspectos ecológicos también pertenecen a la naturaleza de las cosas y a su utilidad. Forman parte del diseño. Sin embargo, en una empresa compleja, la convicción no basta para garantizar que en los miles de pasos distintos de procesamiento esté presente el concepto de las consecuencias ecológicas y ejerza algún tipo de control. Por este motivo se fundó el grupo de trabajo “Vitra y el medio ambiente” en 1986, que se ha convertido en una amplia estructura de gestión medioambiental. En él, todas las actividades de la empresa se someten a reflexión por lo que respecta al criterio de la protección del medio ambiente. Las auditorías internas y una comprobación del sistema realizada por peritos externos permiten tener una certeza adicional para el desarrollo continuado de todas las medidas.

    Evitar tendencias estilísticas pasajeras y efímeras para el vertedero de la historia del gusto sigue siendo el eje central de una cultura industrial sensata que para Vitra reza así: productos duraderos, desarrollados cuidadosamente a partir de materiales de alta calidad, igualmente dotados para ser reparables y envejecer con dignidad, y con una esperanza de vida estética lo más atemporal posible. Éste es el ideal al que aspira Vitra.

    Albergue juvenil : Metaform Arquitectos

    7 julio, 2011 § Deja un comentario

    El centro comunitario fue realizado por Metaform Archtects y está ubicado en el centro del Parque Larochette, que se encuentra en el corazón del Gran Ducado de Luxemburgo en el cantón de Mersch y cuenta con una superficie de 370m2.

    Ubicado en el bosque, el centro comunitario se encuentra en la orilla separando así el parque desde la carretera comunal.  
    En un esfuerzo por promover la integración, este edificio tiende a confundirse y armonizar con su entorno por su volumetría ordenada y con su “camuflaje natural”, compuesto de revestimiento de alerce. 
    Los grandes ventanales, que se suman al ritmo de las fachadas, no son sólo los portadores de luz natural, sino que también actúan como marcos visuales en los espacios que rodean y así favorecer el diálogo entre el interior y el exterior. 

    En el interior se integran el hormigón, el ladrillo y la madera aglomerada, configurando un interior atractivo y variable. Además se diseñó gran parte del mobiliario, que se une a la estructura y forma parte del diseño interior.

    Recicladecoración: asientos hechos con botes de spray

    29 junio, 2011 § Deja un comentario

    El reciclaje no tiene límite, solo el que marque nuestra imaginación, casi todo lo inorgánico que tiramos a la basura, puede servir para construir otra cosa, el caso es que se nos ocurra el qué. Hay gente muy ocurrente en ese sentido, que con más o menos acierto utiliza residuos en potencia para fabricar muebles y complementos decorativos, como estos asientos hechos con botes de spray.

    Puf o escabel y sillón a juego ni más ni menos, que en este caso están fabricados con botes de pintura en spray, pero que se podrían hacer también con botes de laca o desodorante, de estos últimos seguro que consumimos más. Yo le veo un claro inconveniente y es que tengo dudas con respecto a la comodidad del asiento, habrá que colocar encima unos cuantos cojines para que quede algo blandito.

    Me quedo con lo positivo, que es pensar que frascos aparentemente inútiles, por su resistencia y su dureza, pueden servir para construir estructuras de muebles de todo tipo. Después habrá que ver si es necesario añadir algo más para conseguir un acabado más conveniente según el caso, pero aunque no sea el sofá, que quizá sea algo excesivo, la idea del escabel es buena.

    Superladrillo de lana

    28 junio, 2011 § Deja un comentario

    Si el Medievo, la lana fue la principal fuente de ingresos de la economía castellana y en nuestros días lo es el ladrillo, la fusión de ambos materiales podría ser, en el futuro, un nuevo filón de prosperidad. Investigadores de la Universidad de Sevilla trabajan en la creación de una pieza arcillosa revestida de fibras de lana que dote a los nuevos ladrillos de mayor resistencia, durabilidad y ahorro energético y económico.


    Los resultados de la experimentación fueron publicados hace nueve meses en la revista Construction and Building Materials por los arquitectos Carmen Galán y Carlos Rivera. Como explica Rivera el trabajo “analizó el efecto del reforzamiento con lana de oveja en distintos tipos de suelo y hemos podido comprobar que este producto tiene mayor resistencia a la compresión, minimizando las fisuraciones y deformaciones por contracción”. Además, se reduce el tiempo de secado y aumenta la resistencia del ladrillo a los esfuerzos de flexión.


    Concretamente, el compuesto es un 37% más resistente que productos similares de tierra estabilizada, sin cocer, según lo confirman los test mecánicos realizados en laboratorio.

    De momento, la Universidad de Sevilla ha puesto en manos del Centro Tecnológico de la Arcilla (AITEMIN) las distintas pruebas correspondientes para su posible comercialización. “Hemos rechazado una macrooferta del mayor productor de ladrillos austriaco, no nos interesa ni la fama ni el dinero, sabemos que la etiqueta ‘eco’ es atractiva per se”, recalca el profesor Rivera.


    Menos contaminante


    El mayor reto del nuevo material es competir con la cerámica porosa ya existente, cuyo aglutinante (la cal o el cemento) generan por tonelada entre 350 y 400 kilos de dióxido de carbono. La arcilla, explica el profesor Rivera, tiene una alta capacidad de absorción de agua, pero cuando se deshidrata pierde volumen y fácilmente se crean grietas y fisuraciones. El uso de la fibra de lana evita este tipo de contracciones entre un 8% y un 10%, a la vez que no contamina por tratarse de un material natural.


    “No se trata de hacer negocio”, sino investigar y sacarle al material el mayor rendimiento posible en tiempos de crisis

    La premisa fundamental del trabajo fue la obtención de un producto sin un elevado coste medioambiental ni en el proceso de producción ni en su posible reutilización, reciclaje o biodegradación. Los estudios realizados parecen indicar que los costes económicos y medioambientales son favorables, tanto por la abundancia de las materias primas necesarias, como por su facilidad de obtención y, en algunos casos, por su regeneración natural.

    A nivel medioambiental, tanto el análisis de ciclo de vida general, como los niveles de emisión de CO2 son claramente ventajosos. Con respecto al primer aspecto se trata de materiales naturales, de medio a bajo impacto por su extracción, altamente reciclables, regenerables y biodegradables. Con relación a las emisiones de CO2, hay que tener en cuenta que la fabricación de productos cerámicos es un sector altamente contaminante debido a las elevadas temperaturas de cocción: 700 a 900ºC en los ladrillos comunes y hasta 1500ºC en las piezas de cerámica compacta.



    Actualmente, el estudio se encuentra en una fase avanzada en la que se trata de mejorar otros aspectos derivados, esencialmente, de la ausencia del rango estructural de la cerámica, por lo que, según afirma Carlos Rivera, “el ladrillo aún no es rentable por no encontrarse en la fase industrial”. Rivera insiste en que “no se trata de hacer negocio”, sino investigar y sacar el mayor rendimiento posible en tiempos de crisis a dicho material.


    fuente:http://www.elmundo.es

    HERMAN MILLER: EMBALAJE Y ENTREGA DE PRODUCTO

    18 mayo, 2011 § Deja un comentario

    Sistema de embajes y entregas de producto utilizado por HERMAN MILLER

    Llegan los Suministros

    Los métodos de embalaje y transporte han sido modificados con el fin de reducir al mínimo los desechos y ahorrar valiosos recursos. A partir del principio de la década de los 90, docenas de nuestros suministradores se han comprometido a modificar sus embalajes de acuerdo con nuestros criterios: reducir, reutilizar y reciclar.

    Las paletas y embalajes retornables han sustituido casi completamente los embalajes desechables. Lo que no es retornable es reciclable. Estos cambios en los embalajes han resultado en varios beneficios adicionales, que incluyen mejor calidad de suministros, mejor seguridad, mejor uso del espacio, mayor capacidad de transporte, y mejor ergonomía.

    Salen los Productos

    Las cajas de cartón, que antes eran el principal embalaje de productos destinados a los clientes, han sido casi completamente sustituidas por otros dos métodos de embalaje: envoltura en mantas y empaquetado al calor. Nuestro objetivo es envolver en mantas un 80 por ciento de los productos que despachamos directamente.

    En la actualidad, la mitad de los paneles y bastidores que despachamos directamente a clientes van envueltos en mantas, un 40 por ciento empaquetado al calor y el 10 por ciento restante en cajas.

    Empaquetado al calor

    El producto pasa por un anillo giratorio y se envuelve en plástico estirado. Dado que los productos se pueden ver a través del plástico hay menos daños en tránsito. En los locales del cliente, los productos empaquetados al calor se identifican y desembalan con facilidad y los embalajes ocupan poco espacio. Además es más fácil y económico deshacerse de ellos, porque su volumen es menor y el plástico es reciclable.

    Un producto envuelto en mantas o empaquetado al calor pesa mucho menos que si va embalado en una caja. El menor peso resulta en menores costes de combustible en el transporte de géneros. Los siete anillos de empaquetado en nuestra fábrica de Zeeland, EE UU, reducen el peso de embalajes en unos 3,6 millones de libras anuales.

    SOFT ROCKER, TUMBONA DE EXTERIOR CON ENERGÍA SOLAR

    10 mayo, 2011 § Deja un comentario

    Ahora que llega el verano me gustaría poder salir a trabajar a un jardín o una terraza, pero me encuentro con el inconveniente de que la batería del portátil no es eterna, sobre todo la del mío, que la pobre ya está algo vieja y no ha llevado muy buena vida y ahora se resiente… El caso es que no me puedo plantear trabajar fuera porque fuera no hay enchufes y al poco rato de salir, tendría que volver a entrar.

    Soft Rocker es un asiento de exterior pensado para resolver este problema, también para cargar móviles, iPods y en general todo tipo de dispositivos electrónicos portátiles, además dispone de luz propia, por si queremos utilizarla de noche y lo mejor es que todo esto lo consigue con el aprovechamiento de la energía solar que capta a través de las placas fotovoltaicas en su superficie.

    El único inconveniente que tendrá será el precio, las placas fotovoltaicas son caras, de ahí que no se utilicen tanto cómo sería de desear, pero sin embargo a la larga pueden suponer un buen ahorro y en este caso concreto nos harían un servicio estupendo, proporcionándonos cargadores en el exterior de la casa, la idea es también excelente para jardines públicos o de establecimientos hoteleros.

    Fuente: www.decoesfera.com

    FAB LAB HOUSE, UNA CASA AUTOGESTIONABLE

    5 mayo, 2011 § Deja un comentario

    “Una casa es como un árbol que produce energía con sus ‘hojas’ solares, la envía a sus raíces, donde la almacena, la comparte o la devuelve a la casa para producir el fruto de la electricidad”, apuntan desde el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña. Por supuesto no hablan de una vivienda al uso, sino de los proyectos que desarrollan sus equipos, como la Fab Lab House, ganadora del premio del Público en último Solar Decathlon Europe celebrado en Madrid, ex aequo con la Universidad Cardenal Herrera.

    Una casa cuyo aspecto exterior fue definido por los visitantes que entraron en ella -más de 20.000- como un barco, una casa cacahuete, un submarino de canela, un zepelín boscoso, o un vientre de ballena. Y que en su interior está planteada para rentabilizar los recursos naturales -sol, agua y viento- y “crear un microclima que mejore de forma pasiva las condiciones básicas de habitabilidad”.

    Sus responsables apostaron por presentar al concurso una idea que se pudiera materializar, un proyecto “muy humano”, en palabras de Daniel Ibáñez, co-director del mismo. “Una casa que sirviera para vivir y no tanto un ‘demostrador’ de tecnología”.


    Y no va a pasar mucho tiempo hasta que nos sorprendamos viendo que nuestros vecinos no tienen un adosado al uso, sino una Fab Lab House en formato cabaña (12 m2), Refugio (24 m2), Estudio (36 m2), Casa (60+60 m2) o Villa (96+96 m2), con un precio medio de 45.000€ y de las que ya hay varios pedidos.

    No en vano la peculiar casa, cuyo prototipo presentado al concurso estaba compuesto por un dormitorio-comedor, un altillo con camas para invitados, cocina y baño, conjuga la avanzada tecnología -en la que han trabajado arquitectos y expertos de 20 países -además del Instituto de Arquitectura Avanzada de Catalunya (IaaC), The Center for Bits and Atoms del Massachussets Institute of Technology (MIT) y la red mundial de Fab Labs- con lo mejor de firmas de decoración e interiorismo como Santa & Cole, Vinçon y Nani Marquina.

    Fuente: www.fablabhouse.com 

    ¿Dónde estoy?

    Actualmente estás explorando la categoría Medio Ambiente en Planinter Blog | Muebles y mobiliario de oficina: Herman Miller, Vitra, USM.