Modelo de exposición de un pescador japonés

18 julio, 2011 § Deja un comentario

Lo que vemos aquí es el modelo de exposición de un pescador japonés, buscando pulpos y otros animales del mar. El barco ha sido sujetado a una base de plástico lechoso y nos permite ver al pescador que emplea una caja de madera con fondo de cristal para poder ver mejor el fondo del mar donde espera encontrar exquisiteces.
En un espejo, dispuesto encima, vemos el barco, el equipo y el pescador, arrodillado en el suelo de madera del barco, con la cabeza en un saco de cuero, desde el punto de vista de una gaviota. La imagen reflejada en el espejo no facilita muchas informaciones adicionales y, no obstante, nos fascina y permite obtener una profunda impresión de la escena: somos tanto observador desde la tierra como también gaviota. Así es como un objeto sencillo multiplica el efecto de los esfuerzos del constructor del modelo de la escena.

Vitra y la ecología del valor de uso

12 julio, 2011 § Deja un comentario

La cuestión de la responsabilidad ecológica de un consorcio suele discutirse de un modo con el que difícilmente puede captarse demasiado interés. Normalmente se trata como una adhesión moral a una norma vigente a escala social.


En lugar de como una obligación impuesta desde fuera a los fines empresariales y que básicamente supone gastos, sin duda también podemos considerar el contexto de las consecuencias ecológicas de la fabricación de un bien de consumo como parte de su propia utilidad. Como una cuestión de diseño.

    La conciencia medioambiental comenzó a desarrollarse debido a una serie de catástrofes ecológicas y al crecimiento exponencial de la cantidad de basura en los países industrializados a principios de los años ochenta y, desde entonces, ha generado un consenso social. No obstante, esta reacción no fue la que señaló el momento inicial en el que Vitra se interesó por este tema. Una vez más, ha sido la tradición del pensamiento de los Eames la que ha estructurado la filosofía de Vitra desde el principio. Aunque por aquel entonces aún no existían los términos “impacto medioambiental” y “ecología”, Charles y Ray Eames siempre proyectaban sus diseños dentro de un contexto ético y social. Deseaban poner al alcance del máximo número de personas y a cambio de un precio lo más bajo posible objetos cotidianos de gran calidad. Vieron que la fabricación industrial era el medio para alcanzar este fin. En cambio, nunca atribuyeron un significado autónomo a las cuestiones formales, y para ellos habría sido incomprensible una concepción del diseño que pudiese convertirse en atributo de un género de productos meramente elitista. Para los Eames, el ethos de la calidad reside, sobre todo, en la durabilidad del producto final y la intercambiabilidad de sus distintos componentes al servicio de dicha durabilidad. Se trataba algo desconocido hasta entonces: muebles modulares, como las sillas y los sillones del Plastic Group, cuya gracia constructiva era la conexión abierta entre distintas carcasas y bases. El hecho de que la medida más eficaz para evitar la basura se basa en asegurar una durabilidad extraordinaria, que se refiere a la existencia física tanto como a la estética, puede percibirse en todos los muebles de Vitra de esta época. Esto también ocurre, por ejemplo, con la Lounge Chair, convertida en el arquetipo del estilo moderno. Una película publicitaria que rodaron los Eames por puro placer tras concluir la primera muestra para la producción en serie no se centra en sus calidades representativas, ni siquiera en su enorme comodidad, sino precisamente su “componibilidad”. Un hombre ensambla todos los elementos constructivos y monta el sillón entero en unos minutos ante los ojos del espectador y, cuando termina, se deja caer sobre el acolchado. Casi medio siglo antes de que se acuñase el término “separación de materiales”, todos los diseños de los Eames eran ya desmontables.

    Vitra está convencida de que naturalmente forma parte del valor de uso y de la utilidad de un mueble el hecho de que ni su fabricación, ni su utilización, ni su eliminación desemboquen en ningún perjuicio para el usuario. Al igual que la belleza y la funcionalidad, los aspectos ecológicos también pertenecen a la naturaleza de las cosas y a su utilidad. Forman parte del diseño. Sin embargo, en una empresa compleja, la convicción no basta para garantizar que en los miles de pasos distintos de procesamiento esté presente el concepto de las consecuencias ecológicas y ejerza algún tipo de control. Por este motivo se fundó el grupo de trabajo “Vitra y el medio ambiente” en 1986, que se ha convertido en una amplia estructura de gestión medioambiental. En él, todas las actividades de la empresa se someten a reflexión por lo que respecta al criterio de la protección del medio ambiente. Las auditorías internas y una comprobación del sistema realizada por peritos externos permiten tener una certeza adicional para el desarrollo continuado de todas las medidas.

    Evitar tendencias estilísticas pasajeras y efímeras para el vertedero de la historia del gusto sigue siendo el eje central de una cultura industrial sensata que para Vitra reza así: productos duraderos, desarrollados cuidadosamente a partir de materiales de alta calidad, igualmente dotados para ser reparables y envejecer con dignidad, y con una esperanza de vida estética lo más atemporal posible. Éste es el ideal al que aspira Vitra.

    REUTILIZACION DE CAJAS

    8 julio, 2011 § Deja un comentario

    ¿Por qué gastar dinero y comprar muebles de presentación costosos, si los puede hacer uno mismo? En este caso no debemos apilar los productos en anaqueles y ni siquiera sacarlos de sus cajas de cartón.

    Supongo que se requiere una cierta habilidad para no dañar los productos cuando se recortan las ventanas en la caja de cartón, pero supongo con cierta práctica y la fuerza de gravedad no es ningún problema.

    La pregunta es si el propietario de la tienda era simplemente perezoso o quizás un pícaro, ¿o ambas cosas? ¿Pensó que sus “muebles” hacen creer a la gente que él es más barato que los demás o está tan frustrado por sus ganancias mínimas que resolvió expresar sus sentimientos de esta manera? ¿O bien es su manera de convertir un negocio que sería totalmente normal en uno absolutamente singular? ¿Se enteró que un tal sistema de autoayuda así realmente permite aumentar las ventas? Tal vez, el marco proporcionado por las cajas de cartón confiere un aire extraordinario a los productos en comparación con aquellos que se hallan debajo en los anaqueles. ¿Nos ayuda saber que la tienda se halla en Barcelona, en un barrio más bien humilde?

    El diseñador británico Jasper Morrison (*1959) es precursor de la “nueva simplicidad”, una tendencia que preconiza una interpretación humilde y más seria del diseño. En 2006, él y el diseñador japonés Naoto Fukasawa suscitaron una gran atención con la exposición “Super Normal”y las tesis presentadas en ella.

    www.vitra.com

    Jean Prouve

    27 junio, 2011 § Deja un comentario


    Al volver a visitar los nutridos archivos de Jean Prouvé, su hija Catherine nos lleva de paseo por la senda de los recuerdos
     
    «A mi padre le encantaba balancearse sobre las patas traseras de su silla.Esa era la posición que adoptaba para reflexionar sobre nuevos inventos y sobre soluciones de diseño.Él era el único capaz de permanecer completamente inmóvil apoyándose sólo en dos patas».

    Este recuerdo de su hija nos entrega, además, una pista de por qué dos patas de Standard, la silla más conocida de Jean Prouvé, tienen esa típica forma cónica.A diferencia de las delgadas patas delanteras de la silla, que parecen alfileres, el par trasero se va adelgazando a medida que desciende hacia el suelo.Fabricadas con láminas plegadas, sus patas son robustas, pero ligeras a la vez.Pero, quizá, igualmenteimportante es la forma en que se prestan para usos más lúdicos que para el mero hecho de estar sentado.

    Jean Prouvé es descrito, en general, como uno de los diseñadores franceses más relevantes del siglo XX.Fue un prolífico inventor, un apasionado profesor e ingeniero, un arquitecto, un trabajador práctico y un fabricante visionario.Su gran entusiasmo por la construcción tenía un alcance universal que incluía grandes máquinas industriales, el interior de cámaras fotográficas o la lógica de Bach, a quién no podía dejar de escuchar a todo volumen.Era piloto de aviones y de automóviles, y podía pasar horas ajustando los motores de los coches.Le gustaba que sus coches fueran rápidos y tener el techo de su descapotable abierto:«Ni siquiera echaba la capota cuando comenzaba a llover.Cuando éramos niños nos aseguraba que si él iba lo suficientemente rápido, la lluvia pasaría volando sobre nuestras cabezas» relata su hija.


    En los primeros treinta años de su carrera trabajó en Nancy, en el Atelier Prouvé, taller que había fundado en 1931 después de haberse formado como herrero e ingeniero. En él se ocupó de un sinfín de soluciones de diseño para todo tipo de cosas, desde muebles de madera y de láminas hasta edificios experimentales. Su dedicación al bien común no sólo le llevó a unirse a la resistencia francesa durante la guerra –como consecuencia de lo cual, posteriormente fue nombrado alcalde de Nancy–, sino también a crear una gama completamente nueva de muebles destinados a mejorar edificios públicos tales como colegios, hospitales y oficinas.Diseñó para los sin techo y desarrolló refugios prefabricados, además de casas de vacaciones.Las casas tropicales empaquetadas y listas para armar de este periodo, como la Maison Tropicale, constituyen hoy en día uno de los tesoros más preciados de los aficionados a la arquitectura de colección. Fue en una de estas casas, realizadas como estudio de caso, en la que creció Catherine y sus cuatro hermanos.«La casa, al igual que el mobiliario, eran un modelo experimental.Vivíamos rodeados de prototiposque cambiaban continuamente, pues aún cuando la producción industrial de una silla ya se hubiese iniciado, papá seguía mejorándola y cambiándole partes y materiales». Las vacaciones familiares también eran una aventura.«Un verano lo pasamos todos juntos en una gran tienda de campaña que mi padre había diseñado exclusivamente para esa ocasión.Sin embargo, al final, la tienda “Butterfly” probablemente no pasó las cuatro semanas de prueba, pues nunca fue desarrollada como producto, y al año siguiente mi madre prefirió una autocaravana», cuenta. Años antes, la familia había probado, incluso, una de las casas de refugiados prefabricadas del inventor:«Debe de haber sido a principios de junio de 1946, cuando se colocó una casa empaquetada y lista para montar en un tren que la llevó a la Bretaña, donde mi madre esperaba la entrega.Ella se había marchado un par de días antes para buscar un sitio adecuado donde poder instalar la casa para todo el verano.En otoño, la casa fue desarmada nuevamente, vendida y enviada a los nuevos dueños».

    «Éramos como una familia de conejillos de Indias», comenta Catherine Prouvé riéndose.Todo giraba en torno a nuevas ideas.Las cenas transcurrían hablando sobre nuevas formas de construir cosas.Los compañeros de trabajo de la fábrica eran huéspedes habituales de la casa, y luminarias de la categoría de Le Corbusier y Alexander Calder también pasaron para realizar una visita. «Mi madre siempre tenía mucha comida lista.Nunca sabía cuántos amigos llegarían acompañando a mi padre.En algunas ocasiones, también había personas completamente desconocidas, incluso autoestopistas, a quienes había llevado en sus viajes entre Nancy y París», comenta.«Podía suceder que por la mañana caminásemos hacia el salón y asustásemos a un grupo de estudiantes que había pasado la noche en los sofás Cité».

    Ese toque de humanidad particular era tan poco común en esa época que algunas veces jugó en su contra.«La gente criticaba a mi padre por ser un mal empresario.Ciertamente, él no estaba interesado en amasar una riqueza personal.Las ganancias anuales se invertían en primer lugar en máquinas nuevas y el resto se dividía entre los trabajadores.Si la inversión en investigación y en trabajadores satisfechos eran malas para los negocios, así sería». Catherine es particularmente consciente de este tipo de crítica hacia su padre, pues le recuerda el doloroso periodo en que Jean Prouvé fue apartado de la fábrica.En la década de los 50, el taller había crecido hasta transformarse en una importante empresa industrial y el nuevo socio financiero, Aluminium Français, había adoptado una estrategia más agresiva y orientada a las ventas.El esfuerzo por cambiar el enfoque de Prouvé, centrado en las labores operativas, y llevarlo hacia la administración fracasó. Sentado detrás de un elegante escritorio en los Campos Elíseos, en la lejanía de París, Prouvé se sentía alejado del proceso de diseño real en la fábrica y pronto se sintió frustrado.En 1956, abandonó su taller con las palabras:«Así no puedo trabajar».Por aquel entonces, había patentado ya más de 50 inventos.

    Una vez dijo:«Construye para la eternidad y los objetos podrían convertirse en reliquias del pasado.Construye para una generación y podrían durar varias generaciones».La investigación continúa en Vitra.Una reciente visita a los nutridos archivos de Jean Prouvé no sólo lleva a redescubrir algunas maravillosas obras olvidadas; también confirma que el trabajo de Jean Prouvé aún forma parte del diseño más innovador, imaginativo y verdaderamente contemporáneo, incluso después de dos generaciones.Y tal como resume Catherine Prouvé:«¿A quién no le agrada pensar en una silla como algo más que una simple silla?».

    LA OFICINA EN CASA

    19 mayo, 2011 § Deja un comentario

    ¿Trabajas desde casa? Cada vez es más habitual el teletrabajo y habilitar una zona de oficina en casa es fundamental para mantener ambas parcelas separadas. Si bien no siempre es posible contar con una habitación exclusiva para esto, conviene, al menos, crear una zona separada dentro del salón.


    Pero no hay que cuidar sólo el aspecto práctico. Piensa en cuantas horas vas a pasar dentro de esa habitación, ¿realmente crees que tanto da como esté decorada? Aquí te dejo algunos consejos interesantes para hacer de tu habitación de trabajo un referente de estilo y varias imágenes para inspirarte:

    El orden es fundamental. Busca estanterías abiertas y cerradas, utilizándolas de forma combinada se le da dinamismo y variedad a la habitación, pero sobre funcionalidad. En las primeras puedes poner objetos más personales y libros, mientras que las segundas puedes reservarlas para los objetos nada estéticos: carpetas, ficheros y papeleo en general. Una idea muy chula es ordenar los libros por el color de sus tapas.

    La iluminación es otro aspecto a tener en cuenta si no quieres acabar con problemas de visión. Instala lámparas justo encima del ordenador para aligerar la carga para los ojos. Si puedes, coloca el ordenador de espaldas a la ventana, para que la luz natural te venga desde atrás. Si no es posible, conviene poner otro foco de iluminación a tus espaldas.

    Colores ideales. Una muy buena opción para una oficina en casa es optar por el blanco, ya que resulta luminoso, pragmático y también moderno. Los muebles oscuros de madera son impensables en una habitación con una mala iluminación. Dependiendo de tu estilo, optar por colores activos como el rojo, puede resultar atrevido y estimulante. Evita, sin embargo, contrastes excesivos como el blanco y negro, ya que estresan y cansan la vista, utiliza colores neutros como el gris o el beige para combinar.

    -Si no cuentas con una habitación propia, delimita bien el espacio para tu oficina. Puedes optar por crear dos zonas a través de color de las paredes, pintando el rincón de oficina en un color diferente. Otra idea es, si el espacio lo permite, utilizar muebles como separadores de ambientes o tarimas.

    Y lo más importante, el mobiliario. Busca la silla más adecuada (piensa que te vas a pasar muchas horas en ella) y confortable para tí, busca una mesa amplia (o lo más amplia posible). En resumen, busca calidad (dentro de tus posibilidades).

    Puedes ver grandes diseños y hacerte una idea visitando Vitra y Herman Miller.
    Está claro que todo depende del trabajo que desempeñes desde casa, pero aquí te dejo algunas imágenes para inspirarte a la hora de crear tu oficina, la tengas en una habitación independiente o como parte de salón, pasillo o dormitorio:

    SILLA TIP TON DISEÑADA PARA VITRA POR EDWARD BARBER Y JAY OSGERBY

    11 mayo, 2011 § Deja un comentario

    Tip Ton define una nueva tipología de sillas: las sillas fabricadas completamente en material sintético y que, además, pueden inclinarse hacia adelante.Su propio nombre hace referencia a la doble característica de la postura de asiento: partiendo de su posición normal, Tip Ton puede inclinarse hacia adelante hasta quedar detenida en una posición inclinada algunos grados hacia el frente.

    La innovación responsable de esta acción aparentemente sencilla radica en la inclinación ascendente en 9°de la parte delantera de los patines.La postura de asiento inclinada hacia delante, cuyo uso hasta el momento se limitaba a las sillas mecánicas de oficina, endereza la pelvis y la columna vertebral, mejorando la circulación sanguínea de la musculatura del abdomen y la espalda.Además, gracias a su aspecto característico, Tip Ton luce perfectamente en la mesa del comedor, el despacho del hogar, en restaurantes, o en instituciones de educación y salas de reunión y conferencias.

     

    Ergonomía

    El Instituto Tecnológico Federal ETH de Zúrich, una de las escuelas técnicas líderes del mundo, llevó a cabo en 2010 un estudio sobre las propiedades beneficiosas de una postura de asiento inclinada adicionalmente hacia delante.Sus resultados han demostrado que de esta forma se logra una mayor actividad de los músculos del abdomen y la espalda, mejorando el abastecimiento de oxígeno del organismo y con ello un efecto positivo para la concentración.Tip Ton pone, por primera vez, todas estas características a disposición en una silla de material sintético robusta y asequible en cuanto al precio, que por sus cualidades puede utilizarse en muchos lugares.

     

    Sostenibilidad
    Tip Ton se fabrica en polipropileno en un molde único y sin componentes mecánicos.Esto la hace extremadamente duradera y 100% reciclable.

    Opciones

    Tip Ton permite apilar hasta cuatro unidades y está disponible en ocho colores diferentes.

    NUEVOS PRODUCTOS DE VITRA EN EL SALONE INTERNAZIONALE DEL MOBILE DE MILAN

    19 abril, 2011 § Deja un comentario

    Vitra presenta en la feria de muebles de Milán de este año nuevos productos en cooperación con Edward Barber & Jay Osgerby, Antonio Citterio, Konstantin Grcic, Alfredo Häberli, Jasper Morrison y Ronan & Erwan Bouroullec. Con ello, la Vitra Home Collection es ampliada con nuevas obras importantes, adecuadas para llevar al mundo la filosofía de diseño de Vitra.

    Tip Ton Edward Barber & Jay Osgerby, 2011

    Tip Ton define la nueva tipología de las sillas de plástico macizo abatible: desde la posición normal puede ser inclinada hacia adelante, permaneciendo en esa posición, inclinada en 9 grados. Esa posición del asiento volcado hacia adelante, posible hasta ahora sólo con sillas de oficina altamente desarrolladas, endereza la pelvis y la columna dorsal, mejorando así la irrigación sanguínea de la musculatura del estómago y la espalda. Tip Ton puede apilarse en hasta cuatro sillas, suministrándose en ocho colores diferentes. El material es polipropileno, de larga vida útil y reciclable en un 100 %.

    Map Table Edward Barber & Jay Osgerby, 2011

    Map Table es un programa de mesas que permite colocar y apilar una encima de otra mesas individuales en forma rápida y sencilla. Las mesas tienen diferentes formas y pueden ser adosadas en forma armoniosa o vincularse una a otra, lo que permite obtener un sinnúmero de configuraciones. La elegante mesa individual se presta para el uso en el hogar, mientras que el programa Map Table entero ha sido concebido para el empleo flexible en salas de seminarios, reuniones y conferencias.

    Grand Repos y Panchina Antonio Citterio, 2011

    Grand Repos lleva una nueva calidad de confort al mundo de las habitaciones: su respaldo y el asiento pueden llevarse por medio de un mecanismo sincrónico incorporado en el acolchado a diferentes ángulos de apertura, desde una posición de asiento confortable hasta una posición de reposo. El sillón puede ser fijado en forma continua en cualquier posición. Grand Repos se suministra en diferentes calidades de cuero y de tela, cuyas costuras de adorno confieren al sillón un aire contemporáneo y casi artesanal.

    El banquillo acolchado Panchina sirve tanto como asiento sencillo de empleo universal como de sofá que hace juego con el Grand Repos.

    Suita Fauteuil Antonio Citterio, 2011

    Suita Fauteuil completa la familia de sofás del mismo nombre con un sillón compacto con una confortable profundidad del asiento y respaldo alto. Visto desde el costado es una clásica expresión del confort: el asiento profundo y el acolchado blando y los reposabrazos largos armonizan elegantemente con un respaldo elevado, rematado por una almohada para la nuca. Suita Fauteuil puede combinarse con el correspondiente reposapiés y con todos los demás muebles de la familia de sofás Suita.

    Waver Konstantin Grcic, 2011

    El desarrollo del Waver surtió del deseo de liberarse de las convenciones de las conocidas tipologías de sillones. El sillón refleja en su nueva estética los principios de material y de construcción de deportes outdoor, ofreciendo con su estructura técnica sencilla un confort de asiento que sólo se conocía de los muebles tapizados clásicos. Los colores dinámicos de la tela y llamativos elementos de unión y función, confieren a Waver su carácter deportivo. Gracias a sus materiales resistentes a la intemperie, puede emplearse asimismo en el jardín o en la terraza.

    Jill Alfredo Häberli, 2011

    Jill se inspira en los comienzos de las formas hechas de madera laminada, pero redefiniendo los límites de esta técnica: en un procedimiento patentado, la madera laminada es doblada como una cinta, encontrándose los dos extremos en el medio del asiento. Así surge un asiento flexible, abierto en la transición hacia la espalda, que proporcional al cuerpo un sorprendente confort. Las patas de Jill evocan en parte ejemplos históricos, confiriendo a la silla, no obstante, un aspecto contemporáneo, precisamente también por los colores que armonizan con las fundas de tela que se ofrecen opcionalmente.

    HAL Jasper Morrison, 2010

    Jasper Morrison ofrece con HAL una nueva interpretación de la silla de bandeja multifuncional, creando una familia rica en variantes con una clara expresión contemporánea. El plato del asiento de plástico flexible garantiza gran confort al sentarse. Para su combinación con el plato del asiento están disponibles más de diez tipos de patas y muchas variantes de color y fundas textiles. Con ello, HAL ofrece soluciones para las necesidades y las preferencias más diversas.

     

    L’Oiseau Ronan & Erwan Bouroullec, 2011

    Los muebles son los elementos centrales del interior del hogar, pero éste se convierte en un animado collage sólo con elementos decorativos y personales. Desde los primeros muebles que conocemos, los motivos de la naturaleza desempeñan un papel sobresaliente. Fresado de madera de arce y delicadamente pulido, L’Oiseau recuerda la claridad de objetos de madera del arte popular nórdico, enriqueciendo los interiores modernos con un toque simpático sin dejar un mal gusto sentimental o kitsch, como muchas otras figuras de animales.

    ¿Dónde estoy?

    Actualmente estás explorando la categoría vitra en Planinter Blog | Muebles y mobiliario de oficina: Herman Miller, Vitra, USM.